martes, 26 de agosto de 2014

Gritos

Un silencio hundido en el alma
que se roba la palabra antes
de que el entendimiento te indique como debes decirlo
Está bien decirlo
Pero lo callas bien hondo en el corazón
mientras otros sonidos
penetran el pensamiento
Labores
Los platos sucios sonando y golpeando en el lavadero
Voces de cobardes que no se atreven a enfrentarte
A gritar
una sola voz que cae en el silencio cuando éste es abismo
Y la mirada esquiva que dice que debes terminar con todo
Llega el llanto de un niño
Y se deja lo demás en las manos de Dios Todopoderoso

No hay comentarios:

Publicar un comentario